julio 20, 2010

Su fe, no es más grande que la mía.

No acostumbro hablar sobre religión, pero personas como yo a veces necesitamos expresarnos.

Si andas con la biblía debajo del brazo, cantando himnos de adoración y reniegas de bailar, salir con tus compañeros de trabajo y evitas cualquier contacto con lo mundano, entonces es tu completa decisión y NO significa que tu fe de paquetito sea una fe mejor o más grande que la mía.

La espiritualidad no se mide por cuántos himnos de adoración me sé o cuántos semejantes condeno por no saberse la biblía de memoria.

Y si, no creo que todo lo que contiene la biblía sea santa palabra y no creo en la fe de receta y mucho menos creo que debo ser buena persona solamente porque existe la gloria, me parece que eso es ser un poco interesado y egoísta.

4 comentarios:

Edgard dijo...

Esta clase de fanáticos, ocultan interiormente una mala calidad de persona.-

Si (por ahora) creen sinceramente, mas tarde o mas temprano desembocarán en malas acciones.-

Y si no, es el más clásico de los casos: La infame hipocresía del "Haz lo que yo digo pero no lo que yo hago".-

Un abrazo fraternal

Edgard

Edgard dijo...

Esta clase de fanáticos, ocultan interiormente una mala calidad de persona.-

Si (por ahora) creen sinceramente, mas tarde o mas temprano desembocarán en malas acciones.-

Y si no, es el más clásico de los casos: La infame hipocresía del "Haz lo que yo digo pero no lo que yo hago".-

Un abrazo fraternal

Edgard

KagosaVampire dijo...

es que la fe no se mide

Un (Tipo) Cualquiera dijo...

Edgar, bienvenido sea tu abrazo. Tienes mucha razón en decir que el fanatismo muchas veces esconde cosas peores que las que critican.

Abrazos.

K Vampi:
Exacto, la fe no se mide y mucho menos por cantidad de letras.

Saludillos.