junio 29, 2011

Cuando nadie me ve

Sólos, amándonos me repites que no puedes vivir sin mi.

Cuando nadie me ve soy el hombre de tu vida, la razón de tu felicidad, tu pasión, tu satisfacción.
A la luz del día ni siquiera somos amigos.
Por la calle no me reconoces, no me saludas, me ignoras.
Y ante esto que siento no puedo resistirme a tu encanto, a tu belleza y vuelvo a caer.

Una vez más, desnudos después de amarnos, el mundo se detiene para ambos, tu mujer te espera en casa y a mi me espera la soledad.

Y en esa soledad me pierdo noche a noche, día a día sin saber dónde ir, sin saber si algún día tendrás la valentia o los huevos para caminar a mi lado en la calle y aceptarte y aceptarme y ser felices a la vista de todos.

¿Qué eres capaz de hacer por amor?

¿Qué eres capaz de esconder por vergüenza?

6 comentarios:

csar.soto dijo...

se necesitan muchos huevos para aceptarse tal cual se es, y muchos más para tomar a la persona amada de la mano y caminar junto a ella ante la mirada inquisidora de aquellos que no aprecian semejante acto de valentía y amor.

Un (Tipo) Cualquiera dijo...

Hola csar, que gusto tenerte de nuevo por acá.

Pues más que cierto que hay que tener los huevos bien puestos para aceptar que a uno le gustan los maes.

Creo que ante todo uno debe ser sincero consigo mismo, no se trata de levantar rótulos y luces de neón con las palabras "soy gay", pero si tener la decencia de ser honesto con la persona que amamos.

Gris dijo...

me encanto.. !

Un (Tipo) Cualquiera dijo...

Gris, gracias amigo.

Damian dijo...

¿viste la peli de la imagen? es re linda

Un (Tipo) Cualquiera dijo...

La peli de la imagen me inspiró la entrada. Es mortal la interpretación de Manolo Cardona y Cristian Mercado me hizo llorar.

Saludos.