julio 02, 2014

¿Qué pasa cuando llegas a 10?

Toda la vida he escuchado mencionar que ante una situación estresante y conflictiva debo contar hasta 10, pero ¿qué sucede cuando llegas a 10?
 
Que además debo perdonar 77 veces 7, que debo dar la otra mejilla, que una invitación debe rechazarse 3 veces y a la cuarta se debe aceptar dicen los chinos.
 
Pero tanto contar y tanta enumeración será posible hoy en día, ahora que en un cerrar de ojos puedes comunicarte con gente al otro lado del mundo.  Ahora que la gente no saca la cara de su celular y que la vida no corre sino vuela, es que acaso "tenemos" tiempo para algo más que no sea nosotros?
 
Dejando de lado las dudas existenciales, el internet, la necesidad de la gente de conocer todo lo que los demás publican en FB y de publicar cada pequeña cosa que hacen, a lo que iba cuando empecé a construir este post era qué sucede cuando se llega a los 10 años de relación.
 
Y es que uno se mantiene junto a alguien por los intereses mutuos, por los gustos compartidos por los ratos que se han vivido, por los malos ratos, por el amor que se tiene.  Pero en este país en el que aún no puedes adoptar un niño si eres gay, tampoco casarte y mucho menos sacar un préstamo para vivienda en conjunto con tu pareja, entonces que futuro vislumbra una pareja gay en la sociedad costarricense.
 
No han sido malos años, se ha pasado de todo, vacas gordas y vacas flacas, se ha paseado, sexado (no tanto como yo quisiera), nos hemos superado, hemos estado en las buenas y en las malas, nos hemos cambiado de casa, hemos pasado malas noches y otras muy buenas, hemos estado recluidos una semana en la casa, hecho labores duras y trabajos sencillos, hemos sentido celos y a pesar de todo no hemos peleado a muerte.
 
Yo me pregunto ¿ahora qué? ¿para dónde vamos?
 

2 comentarios:

Textículos de Ceterro dijo...

Lígatelo de nuevo.
Fóllatelo de nuevo.
Enamóralo de nuevo.
Y vamos por otros diez.
Ya es currículm y no cualquiera.
Felicidades.

Fede Garcia dijo...

Ceterro, ceterro. Cada día le llevo más ganas, especialmente después de leer sus entradas...

Vamos por otros diez, ahora con planes de casa...