febrero 25, 2010

Su Tregua

Nos conocimos más o menos un 28 de diciembre y creo que me pasó por inocente.

Se llama Fabio y se dejó mi disco favorito de opera pop, tenía un carro blanco, era venezolano y en sus mejores tiempos fue modelo y bailarín. Ahora entrado en años empezaba a ser menos delgado, menos conversón y un poco más amargado.

No sé si achacarle la metida de patas a que mis lentes se habían quebrado en un viaje familiar días antes o a que a mi amiga le gustó el mae y yo de bruto le dije que si estaba guapo. Él se acercó, me habló, me pidió el número del celular y ahí empezó la odisea.

Nos fuimos tres o cuatro veces a la cama... el tamaño de su cuerpo no correspondía proporcionalmente al tamaño de su intelecto y creo que eso nos mató. Yo deseaba un tipo inteligente para conversar después del sexo, un mae racional que pusiera su experiencia al servicio de nuestro placer. Alguien con quien escuchar música bonita... pero él lloraba al escuchar a Lara Fabian y me parecía patético sentarme a su lado a acariciar su cabeza.

Desapareció una semana pues andaba de viaje en su natal Venezuela y regresó acusándome de no llamarlo... dónde putas lo iba a llamar??? nunca me dio el número de la casa de su familia en la tierra de los chavistas.

Un día en que habíamos quedado en salir me llamó y me dijo,
-Mirá Tipo hoy no podemos salir, se me presentó una situación luego te explico. -

Una semana después apareció por mi oficina invitándome a almorzar... del carro no salimos, se estacionó por el Parque Nacional y me confesó que yo había sido su tregua, que su novio había regresado al país y que yo debía comprender que él prefería que-darse con el malo conocido. Yo con mi usual parsimonia le contesté que me parecía muy bien, que le deseaba lo mejor... él esperaba que yo hiciera harakiri en su auto o algo peor, pero recibió toda mi indiferencia. Me dijo que yo tenía que comprender y que no iba a tolerar una muestra de indisciplina de mi parte [?] (el pobrecito se creyó muy importante en mi vida) le dije que estaba todo muy bien, me bajé de su carro, llegué tarde al trabajo y con hambre, nunca más lo volví a ver...

Dejé que me "abandonara" por el malo conocido y que yo hubiera sido la tregua que le dio la vida para sentirse importante.

2 comentarios:

kriStofer (XY's) dijo...

stas cosas suelen suceder... BUENO x ejemplo a ti...

Saludos.

Un (Tipo) Cualquiera dijo...

kriStofer (XY's):
El problema no era que el quería que yo le suplicara... más bien su tregua fue el cambio de vida mientras no novio estuvo lejos...

Fui el mientras tanto y enterarme de eso me causó poca gracia pero debía salir como todo un caballero de aquella situación.

Saludillos.