enero 17, 2011

Será que sueño o sueño que será

Erick me pide sexo, como es usual él es directo, quiere algo y así lo pide. Erick fue mi novio en una época pasada, más bien podría decir que salimos unas cuantas veces y nunca formalizamos nada. De repente Glen tocándome por detrás me pide sexo también, Glen es bastante feo y mucho más promiscuo, razón por la cual nunca he querido tener nada con él. Parpadeo y al abrir de nuevo los ojos estoy en el baño del colegio, duchándose están varios hombres desnudos de los cuales uno bajito me sonríe y me pide que me desnude, confundido porque un macho delgado y guapo se acerca a tocar mis partes intímas las cuales cubro con la poca ropa que me queda, ahora estoy semidesnudo sin haber sacado prenda alguna de mi cuerpo que empieza a exitarse, los hombres que se duchan se vuelven a mi para acariciarme y puedo ver sus cuerpos jóvenes bien formados salpicados por el agua de la ducha. En ese momento puedo ver como una celadora se acerca a la ducha en la que está a punto de empezar una orgía fenomenal, la celadora desaparece y al salir de la ducha la veo en plena calle sentada en su escritorio de madera. Mi cuerpo antes desnudo se cubre ahora con ropa de playa y calzo unas sandalias, el cielo se oscurece violentamente y el aire frío sopla fuertemente, a lo lejos un tornado feroz arrasa con todo a su paso. Corro a ayudar a la celadora a ponerse a salvo, ahora ambos corremos peligro de ser devorados por el tornado, justo cuando el fuerte viento está a punto de levantarnos...



...despierto.

4 comentarios:

kriStofer dijo...

muy bueno! aunque parecia un poco mas de P.A. pero fue un sueño, no? jeje

Saludos!

Un (Tipo) Cualquiera dijo...

Hola.... que bueno tenerte por acá. Pues fue un sueño, lastimosamente. Yo creo que el tornado representa la furia interna o el apetito sexual que no me deja vivir tranquilo...

csar.soto dijo...

uno sueña que sueña sueños que solo pueden pasar en un ensueño, que linda es la deformación onírica.

un abrazo!.

Un (Tipo) Cualquiera dijo...

Hola csar. Cierto es y muchas veces los sueños quedan ahí... difíciles de comprender.