febrero 15, 2011

Exquisito

He escuchado en mi vida muchas cosas.

Simples modismos para terminar en la cama conmigo, cosas que pretenden ser románticas. Adulaciones sin sentido que uno a veces acepta pues tiene la cabeza caliente y también quiere que pase algo más.

Pero una personita a miles de kilómetros me ha brindado el regalo más exquisito que me han dado.

Vos sabes muy bien que esas cosas calientan el alma, regocijan la mente y te dejan con una sonrisa por muchos días, mismas que serán para vos.

3 comentarios:

Manué dijo...

Qué bonito es sonreír y que te correspondan sinceramente!! :D

Un bezo!

csar.soto dijo...

=D

Un (Tipo) Cualquiera dijo...

Manué: Tenés razón, especialmente cuando esa sonrisa encierra algo más que un gesto de simpatía.

csar.soto: xoxo.