septiembre 07, 2011

La Cultura del Reciclaje

Nuestro mundo pide auxilio a gritos y como una empresa responsable con el ambiente todo el papel lo depositamos en un recipiente especial y una vez al mes llamamos al hombre del reciclaje para que se lleve el exceso de material que al final termina siendo el de toda la cuadra.

En los últimos días he pasado localizando al encargado de retirar ese material de la oficina y no aparece por lo tanto y como el objetivo es reciclar entonces llamé a otra empresa. Vinieron en pleno aguacero, un señor mayor que no se bajó del camión pues parecía resfriado y un joven de 22 años aproximadamente.

El joven reciclador estaba empapado y debía subir al camión bajo el aguacero todos los paquetes con el material reciclable. Al terminar estaba hecho una sopa, yo le ofrecí el baño para que se secara un poco y no se fuera a resfriar. Bajo su traje de fatiga traía una sorpresa de esas que lo dejan helado a uno, pero muy exitado. Y como era muy obvio tomarle una foto, busqué algo que se aproximara a aquella visión de perfección que tuve durante cinco minutos frente a mi secándose su cuerpo húmedo y sudado.

Creo que de ahora en más continuaré llamando a esa empresa, se lo han ganado.

3 comentarios:

Gris dijo...

uuy.. que tan bueeeno seria poder encontrar a alguien que se vea asiii de bien cuando hace su trabajo.. jejeje

en mi lugar de trabajo, lo unico es que algunos de los conserjes tienen la costumbre de ser bieeen formados.. me dan ganas de verlos bajo la lluvia.. jejeje

Damian dijo...

jajajaja pues que se lo han ganado y pide que manden al mismo chico jajaja

Un (Tipo) Cualquiera dijo...

Gris, hola papasote.

Pues sabrás que elk niño no es habitual en la oficina de lo contrario estaría pecando diariamente.

Dami, hola señor (como ya sos hombre casado ahora hay que respetarte más)

El problema es que uno nunca sabe a quien van a enviar a recoger lo reciclable, no sea que la proxima me manden a un tipejo.