enero 18, 2013

Volver, volver, vol... no un toque, ya no quiero volver

- ¿Mae y si le pide que vuelvan?
 
- Mae le digo que no.
 
- A mae usted es un culito flojo... jajajaja.
 
- ¿Puta mae usted es mi amiga o mi enemiga?
 
- Mae es que yo lo conozco y cada vez que terminan ese mae lo llama y usted corre detrás de él.
 
- Mae pero siempre era él quien terminaba conmigo, ahora la vara es distinta, ahora lo terminé yo.
 
Y bueno así fue, él no me llamó, tampoco lo llamé yo. Puede ser que caí tan bajo que cambié mi número de teléfono celular y el de la casa. Y cada que lo veía por la calle lo evitaba.
 
Ahora después de tantos años ya no me duele, ahora sólo me gustaría saber si en algún momento se percató de todo lo que yo sentía por él. Pero también me da rabia, claro, yo que dejé mi familia de lado, yo que atrasé mis estudios por él, que puse mi tiempo y dinero a su disposición y él nunca supo valorarlo.
 
Mi amiga decía que él estaba conmigo por dinero, cosa que  me dolería mucho aceptar, prefiero pensar que estaba conmigo porque le resultaba ventajoso.
 
 

4 comentarios:

Dooms Day dijo...

Como habria sido tu caso, los amores van y vienen, se supone que los verdaderos quedan y perduran las adversidades.

Fede Garcia dijo...

Hola Dooms, pues si se supone que perduran pero algunos dicen que de esos no hay muchos.

Damian dijo...

Hay gente que es muy interesada y a veces nos demoramos en darnos cuenta por estar enamorados de ellos. A veces ni nos damos cuenta de nada. Tipos asi hay.

Fede Garcia dijo...

Hola Dammy, pues si muchas veces demoramos en darnos cuenta de las cosas malas de nuestra pareja.

Pero también obviamos las cosas buenas que tienen y lo lamentamos cuando ya no están con nosotros...

Por ejemplo este tipo del post era una maravilla en la cama, pero el problema es que eso solo se daba cuando el quería.