octubre 12, 2009

Y después también...

Pocas cosas me afectan tanto cómo para llorar... dicen por ahí que tengo "sangre'e chancho" y que no me conmueve nadita.

Pero ayer vi por enésima vez "El Hijo de la Novia" terriblemente avasalladora y tierna película argentina... sobre la condición humana y esa capacidad tan nuestra de hacer lo imposible por amor... y más si es por un ser tan especial cómo lo es nuestra madre.


Pues si lloré y si la veo hoy de nuevo vuelvo a llorar... Héctor Alterio, Norma Aleandro(genial como siempre) y Ricardo Darín lograron llevarme de las lágrimas a las sonrisas cómplices...

Señores, señoras y señorit@s les recomiendo esta película... quién sabe y quizá alguna vez se nos cumplan nuestros sueños más preciados aunque ya no tengamos la lucidez para comprenderlo.


Hasta dónde seríamos capaces de llegar si la vida por diera la oportunidad de endulzarle la existencia a alguien más...???

2 comentarios:

Sabana Guy dijo...

mientras no hagamos algo en contra de nosotros mismos...

Una Vida NO se cambia por otra... y de nada vale crearle una ilusion a alguien, pagando con nuestra felicidad... Cada uno es arquitecto de nuestro destino y los responsables de crearnos ilusiones y felicidades...

Un tipo Cualquiera dijo...

Claro está que no has visto la película. Acepto tu comentario pero te recomiendo deleitarte con esta obra de arte.